[Opinión] Protegiendo nuestro activo más preciado: las personas

Por Vicente Sepúlveda, cofundador de la startup tecnológica Andes  Levers.

La seguridad de los trabajadores es una prioridad fundamental para cualquier sociedad y empresa. Las lesiones y dolores en el trabajo no solo afectan a las personas  y sus familias, sino que también tienen un impacto significativo en las empresas y en la sociedad en su conjunto. De acuerdo con la Agencia OSHA de Europa, los países de la Unión Europea destinan aproximadamente el 2% de su Producto Interno Bruto (PIB) anual a tratar solo las lesiones musculoesqueléticas relacionadas con el trabajo, y existen otras dolencias que también tienen impactos masivos. 

Las Lesiones Laborales

Los Trastornos Musculoesqueléticos (TME), en particular, son un problema crítico que afecta a millones de trabajadores en todo el mundo, y sus  consecuencias también repercuten en las empresas. La pérdida de productividad, los costos médicos y los impactos en la calidad de vida de las personas son preocupaciones inherentes.

Un estudio de Marsh Latinoamérica basado en 200 empresas de esta región muestra que más de la mitad (51%) de las participantes reportó tener problemas de ausentismo laboral, relacionado a patologías musculoesqueléticas.

El Auge de los Dispositivos Portátiles para la Seguridad Laboral

En respuesta a estas preocupaciones, los dispositivos portátiles para la seguridad laboral  -también conocidos como «wearables for safety”- han emergido como una solución preventiva, que se puede sumar a una estrategia integral para la salud y seguridad en el trabajo. 

También te puede interesar:   Marcelo Bustos es confirmado como gerente general de Los Bronces

Estas herramientas están diseñadas para monitorear el bienestar de los trabajadores en tiempo real, proporcionando alertas tempranas en caso de situaciones de riesgo. Algunos de los avances tecnológicos que han impulsado la popularidad de estos dispositivos incluyen:

  1. Exoesqueletos y Dispositivos de Asistencia: Los Exoesqueletos son herramientas de apoyo que se utilizan para facilitar algunas tareas específicas que conllevan sobreesfuerzos de ciertos grupos musculares. Estos sistemas mecánicos, a menudo usados en trabajos que involucran movimientos repetitivos o manipulación manual de cargas, ayudan a mitigar el riesgo de contraer afecciones musculoesqueléticas, reduciendo el esfuerzo que emplean los trabajadores y mejorando la postura a la hora de ejecutar el trabajo. Empresas internacionales como Toyota, Ford, Boeing, John Deere, Mercedes Benz, entre muchas otras, han estado implementando estos dispositivos.
  2. Sensores Avanzados: Los sensores pueden monitorear una variedad de factores, como las posturas, la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y la exposición a sustancias peligrosas. Estos datos se utilizan para detectar situaciones de riesgo y proporcionar alertas inmediatas a los trabajadores y a los supervisores de área, para tomar decisiones inmediatas. Esto es sumamente relevante en el caso de la minería, especialmente en fundiciones y minas subterráneas.
  3. Analítica de Datos en Tiempo Real: La recopilación de datos en tiempo real y su análisis son fundamentales para la prevención de lesiones laborales. Los wearables utilizan algoritmos avanzados para identificar patrones de riesgo y tomar medidas preventivas, lo que permite una respuesta rápida y efectiva.
También te puede interesar:   Programa de BHP que apoya a empresas de exploración en fase inicial abre nuevo periodo de postulación 2024

Principales Beneficios de estas herramientas para la Seguridad Laboral

  • Reducción de Accidentes, Lesiones y Costos: El proporcionar alertas tempranas, previene costos e ineficiencia operacionales, que en algunos casos pueden ser muy graves para las empresas, como por ejemplo, una fatalidad.
  • Mejora de la Productividad. Los wearables no solo protegen a los trabajadores, sino que también mejoran su productividad. Al proporcionar asistencia mecánica a través de Exoesqueletos Industriales y reducir el esfuerzo de trabajo, los usuarios pueden desempeñar sus tareas de manera más eficiente y en mejores condiciones.
  • Contribución a  la Inclusión y Responsabilidad Social: El uso de wearables para la seguridad laboral demuestra un compromiso con el bienestar, la integridad y la seguridad de los trabajadores que dan vida a la compañía. Es importante señalar que en muchos casos, estas nuevas tecnologías ayudan a la inclusión de mujeres y de personas de mayor edad.
  • Esto no solo contribuye a la imagen de la empresa y le agrega valor reputacional, sino que también puede mejorar la posición de la organización, en lo referente a la búsqueda y retención de los mejores talentos en el mercado laboral.
  • Promoción de una Cultura de Seguridad: Estos dispositivos también fomentan una cultura de seguridad y una “ergonomía participativa”, donde el trabajador se involucra en el proyecto y en los temas que conlleva su bienestar y seguridad.
  • La aceptación y participación de los trabajadores son fundamentales para el éxito de la implementación de todos los wearables. Por ello, la capacitación en terreno resulta esencial. 
También te puede interesar:   Vantaz Group suma dos socios a su Comité Directivo

Conclusión

El crecimiento exponencial que están teniendo los dispositivos portátiles para la seguridad de los trabajadores en el mundo, es un reflejo de su importancia en la protección del recurso más valioso de cualquier empresa, sus trabajadores, así como del continuo avance tecnológico. 

Es probable que estos desarrollos continúen hacia el futuro, permitiendo la creación de wearables más adecuados, ligeros y cómodos, lo que aumentará la aceptación de los trabajadores, su uso y su aporte de valor. 

Estas herramientas no solo están revolucionando la forma en que se abordan las lesiones laborales, sino que también pueden ser una contribución tanto a la mejora de la productividad que requiere cada compañía, como a la promoción de la seguridad en el lugar de trabajo.

A medida que la tecnología continúa avanzando, podemos esperar que estos dispositivos desempeñen un papel más destacado en la creación de entornos laborales más seguros y eficientes; al tiempo que también reducen los costos asociados a lesiones laborales y las pérdidas de productividad.