[Opinión] Royalty: Lo Bueno, lo Malo y lo Feo

Daniel Weinstein 2

Por Daniel Weinstein, Socio en Urzúa Abogados I Minería y Proyectos

Hace ya casi 60 años se estrenó la película “Por un puñado de dólares”, del director italiano Sergio Leone, la cual fue la primera de la llamada “Trilogía del dólar”; le siguieron “Por unos dólares más”, y finalmente, “el bueno, el malo y el feo”

Recientemente conocimos las indicaciones que presentó el Ministerio de Hacienda al proyecto de ley que establece un Royalty. Indicaciones que ‘por unos dólares más’ para el erario fiscal, modificarán nuestro atractivo y competitividad como país minero. 

Pero empecemos analizando ‘lo bueno’ de las indicaciones: por primera vez el gobierno incluyó el concepto de carga tributaria efectiva (o carga potencial máxima, como se denomina en las indicaciones). Este concepto es de suma importancia pues, en definitiva, lo que le importa al potencial inversor minero o al que actualmente produce minerales en el país, es cuántos impuestos tendrá que pagar al final, sumados todos los otros tributos. 

Otro aspecto positivo es la apertura al diálogo que manifestó el ministro de Hacienda. Para ser justos, tanto en los ministerios de Minería y Hacienda, así como en el Senado, ha habido disposición  escuchar y conversar, no solo con otros actores políticos, sino también con expertos y gremios relacionados con la minería. Eso da esperanza.

También te puede interesar:   [Opinión] ¿Royalty o mayor producción?

‘Lo malo’ de las indicaciones, dice relación con el porcentaje que se está proponiendo que paguen las mineras afectas al Royalty, que podría ascender al 50% de la base imponible, lo cual es manifiestamente alto. En este punto hay que analizar la tasa impositiva efectiva de los países que compiten con nosotros en la producción de cobre, la cual ronda entre un 40% a un 42%. Hoy en día los inversionistas mineros tienen muchas alternativas de jurisdicciones para invertir; por lo tanto, si queremos mantenernos competitivos, debemos tener una carga tributaria efectiva que no se aleje tanto de la de nuestros competidores. 

¿Hay margen para aumentar la actual recaudación por medio de un Royalty? Sí, sí la hay. Pero cuidando de seguir siendo competitivos. 

«Un Royalty muy alto a quienes impactará es a los potenciales inversionistas extranjeros, que como dijimos, hoy pueden elegir entre una variedad de países donde destinar sus recursos; y con ello, veríamos reducir el dinamismo futuro de nuestra minería y el crecimiento del país».

Otro punto preocupante es la metodología que se emplea para llegar a esa cifra tope del 50%. Hace un par de meses el Ministerio de Hacienda indicó que la carga tributaria efectiva de la minería actualmente es de 33,4%, la cual dista bastante del 38,4% que indica el FMI. Es imprescindible que exista claridad sobre la metodología de cálculo que se ocupa para llegar a las cifras que se mencionan en las indicaciones. La mayoría de los expertos concuerda en que la carga efectiva total aplicable hoy en Chile ronda el 38% – 40%, por lo que si el Ministerio de Hacienda tomó como base el 33,4% que mencionó hace unos meses, nos vamos a encontrar con que la tasa efectiva total sería mayor al 50%.

También te puede interesar:   [Opinión] María Paz Pulgar analiza los puntos principales de la Estrategia Nacional del Litio

Algo positivo es que todavía estamos a tiempo para establecer un “Royalty inteligente”, que permita recaudar dinero y, a la vez, incentivar la inversión, lo cual generaría una mayor base sobre la cual se puede aplicar el Royalty. 

En este punto, cabe mencionar como ‘lo feo’, una equivocación en la que han incurrido algunos políticos, señalando que el tema del Royalty solo afectará a unas pocas mineras. Esto no es así. Un Royalty muy alto a quienes impactará es a los potenciales inversionistas extranjeros, que como dijimos, hoy pueden elegir entre una variedad de países donde destinar sus recursos; y con ello, veríamos reducir el dinamismo futuro de nuestra minería y el crecimiento del país.

También te puede interesar:   [Opinión] Historias de Niños y Minería

La posibilidad de encontrar un depósito de cobre económicamente viable es de uno en mil. Si al inversionista que está dispuesto a arriesgar millones de dólares en condiciones tan riesgosas le decimos: “si encuentras algo, el fisco se llevará el 50% de tus utilidades”, definitivamente le quita atractivo a Chile como destino de inversiones dirigidas a explorar nuevos depósitos, e incluso ampliaciones de proyectos ya existentes. 

Se ha dicho que la minería es “el sueldo de Chile”. Si queremos seguir teniendo ese sueldo en 20 años más, necesitamos hacer nuevos descubrimientos; un Royalty como el que quedaría de no modificarse las últimas indicaciones, será un desincentivo para nuevas exploraciones y ampliaciones de proyectos existentes. 

Somos los campeones del mundo en producción de cobre. No caigamos en la tentación de, por un puñado de dólares que se podrían recaudar en el corto plazo, perder ese sitial. Si hacemos las cosas bien, pensando en el largo plazo, vamos a recaudar más dinero que si lo hacemos con una mirada cortoplacista; toda vez que aumentará la inversión y por ende la recaudación. Y esto beneficiará a todos los chilenos, en especial, a aquellos de las regiones en donde tiene lugar la actividad minera. 

Sernageomin y Escondida | BHP inauguran ciclo de charlas de seguridad junto a 11 empresas de la mediana y gran minería

El primer encuentro contó con más de 60 representantes de empresas y organismos de gobierno, quienes compartieron experiencias y buenas prácticas sobre la prevención y control del consumo de alcohol y drogas en las faenas mineras. La próxima actividad se desarrollará en junio y tratará sobre los controles preventivos y mitigadores para eventos de incendio en equipos mina.

Leer noticia