Analizan los desafíos que enfrenta Chile para cubrir la demanda mundial de cobre

Los desafíos que enfrenta Chile para cubrir la demanda mundial de cobre

Durante la semana de la mediana minería, organizada por la Sociedad Nacional de Minería, Nicolás Muñoz y Francisco Acuña ambos del CRU, explicaron que Chile debe tomar una actitud preventiva para anticiparse a los problemas que han dado origen a las caídas de producción de los últimos años y así enfrentar las próximas décadas, como líder mundial en la producción de cobre.

El mercado global del cobre es dinámico y si bien, Chile ocupa el primer lugar como productor de cobre esto puede cambiar, fue la alerta que levantaron los expertos del CRU durante el seminario sobre el mercado del cobre y mediana minería, organizado por la Sociedad Nacional de Minería. Al respecto, Nicolás Muñoz, Copper Supply Analyst de CRU señaló que “como país debemos tener una actitud preventiva, de tal manera de anticiparnos a los problemas que han dado origen a las caídas de producción de los últimos años. El envejecimiento de los grandes yacimientos; los problemas como el acceso al agua; el atraso de la puesta en marcha de proyectos o disrupciones operacionales no previstas, deben ser cubiertas desde ya, para que en el corto plazo se aceleren los proyectos en carpeta y así aprovechar la demanda de cobre de los próximos años por la transición a la energía verde”.

También te puede interesar:   Escondida y Spence reciben Premios AIA por sus políticas de inclusión de mujeres y diversidad

Ejemplificando el dinamismo en las participación de los países productores de cobre en el mundo , Francisco Acuña, Principal Consultant de CRU dijo que hacia el 2025 la República Democrática del Congo con su yacimiento Kamoa-Kalul, tomará el segundo lugar como productor mundial de cobre dejando en tercer lugar a Perú. “Este ejemplo muestra que probablemente realizar proyectos en estas jurisdicciones donde se cumplieron los plazos e incluso ya está prevista una expansión, pueden tener menos riesgo técnico en relación a otras jurisdicciones”, explicó.

El CRU proyecta que hacia el 2050, la demanda de cobre crecerá un tercio y “para cumplir con estos desafíos se necesitan minas adicionales de tamaño promedio de 12 minas de cobre, 10 de litio, 9 de cobalto, 7 de níquel y una de roca fosfórica. Para construir una de las minas de cobre, nosotros estimamos en promedio 11 años post descubrimiento y exploración. En el caso del litio, los tiempos son menores como ha sido el caso de las operaciones de Australia y Argentina que en cinco años pasaron de descubrimiento a construcción», agregó Francisco Acuña.

DESAFÍOS PARA CUBRIR AUMENTO DE DEMANDA MUNDIAL

Nicolás Muñoz señaló que el escenario de la oferta mundial de cobre se ve poco clara. «Estimamos que hacia el 2026 la producción mundial de cobre aumentará de 22 millones a 23 millones de toneladas. Mientras que la producción en África crecerá 123% entre 2022 y 2027, principalmente por la participación de la República Democrática del Congo y su proyectos. Mientras que la producción de Sudamérica crecerá hacia el 2026 un 4,8%, gracias a grandes minas como Quellaveco o Quebrada Blanca. Sin embargo, entre el 2026 y 2033, las producciones va a disminuir en 4 millones de toneladas a nivel global o un 18,6% debido al fin de la vida útil de importantes operaciones. La ecuación resultante es que va ganando la demanda por sobre la oferta y eso plantea la necesidad de incorporar nuevos actores a la producción de cobre”, explicó

También te puede interesar:   Codelco completa plan de expansión 2022 en el Sudeste Asiático

Los expertos mencionaron que una parte importante de la cartera mundial de proyectos está en Chile. Esto incluye 50 proyectos entre continuidad operacional y proyectos nuevos, con un aporte potencial de producción en torno a las 4 millones de toneladas de cobre fino por año. «Y para el corto y mediano plazo, el principal desafío es acelerar el desarrollo de los proyectos actualmente en carpeta donde Codelco adquiere una importante protagonismo y de quien se espera que revierta su situación de disminución de producción y vuelva a niveles de producción esperados», agregó Nicolás Muñoz.

En relación a la competitividad del país Francisco Acuña señaló que “para el año 2023 Chile se ubica en un tercer cuartil por sobre otros productores como la República Democrática del Congo, Perú y Kazajistán.  Sin embargo, con una posición más favorable que China, Estados Unidos y Zambia.”. Destacó un factor positivo de competitividad es que Chile está un paso más adelante en términos de instalación y capacidad de energía renovable, eólica y solar cuando se compara con países también altamente productivos en minería como Sudáfrica, Indonesia, Polonia, Rusia y China.

También te puede interesar:   Crean Comisión Especial Investigadora por baja productividad de Codelco y Enami

Para alcanzar el objetivo de suplir la demanda de cobre los expertos señalaron que es importante centrarse en el desafío de disminuir los tiempos para la aprobación ambiental. “En la última década, prácticamente se ha duplicado la cantidad de tiempo necesaria para pasar por el proceso de aprobación ambiental.  A inicios de los 2000 el promedio eran 139 días y en los últimos cuatro o cinco años, este promedio supera los 300 días”, explicó Francisco Acuña. Agregó que «considerando que la calidad geológica en Chile no es la mejor, se debe necesariamente complementar con otros aspectos para ser competitivos como país: como la carga tributaria, la competitividad en costos, la certeza jurídica, la estabilidad política, la disponibilidad de proveedores y la disponibilidad de infraestructuras entre otros».