Avanza la construcción de la Planta Desaladora del Proyecto Quebrada Blanca Fase 2

A 66 kilómetros al sur de Iquique se construye la primera Planta Desaladora de la Región de Tarapacá, para el uso de agua de mar en los futuros procesos operacionales de Teck Quebrada Blanca. Esta y otras obras del Área Puerto del Proyecto Quebrada Blanca Fase 2 (QB2), fueron visitadas por autoridades regionales de Medio Ambiente.

Durante un recorrido dirigido por ejecutivos de la minera, el secretario regional ministerial del Medio Ambiente de Tarapacá, Héctor Derpich, junto a los equipos del Servicio de Evaluación Ambiental y la Superintendencia de Medio Ambiente, conocieron en terreno los avances en la construcción del proyecto y la implementación de medidas de cumplimiento ambiental.

También te puede interesar:   SQM y UCN se unen para el diseño, producción y reciclaje de baterías de litio

«Creo que es un proyecto que va a marcar un antes y un después, ya que es un proyecto innovador», afirmó el seremi de Medio Ambiente. Las autoridades ambientales visitaron el Muelle de Embarque para el atraque de buques y donde se realizará la carga de concentrado de cobre.

Posteriormente, se desplazaron hasta el sector de la Planta Desaladora, que tendrá una capacidad de procesar mil litros de agua por segundo. El agua será trasladada desde la costa hasta el sector cordillerana por más de 160 kilómetros, a través de un acueducto de 90 centímetros de diámetro y con la ayuda de cinco estaciones de bombeo.

También te puede interesar:   Cuarta versión del Estudio Mujer y Minería abordará las percepciones de la inclusión femenina en la industria

El gerente general de Quebrada Blanca, Enrique Castro, comentó que para el diseño del Proyecto QB2, la compañía consideró mejorar y automatizar procesos, e invertir en sustentabilidad con la construcción de la primera Planta Desaladora. «El uso y manejo del agua de manera responsable y sustentable es clave para la minería del futuro y es un pilar fundamental de nuestra estrategia de sustentabilidad», explicó el ejecutivo.

El proyecto QB2 tiene una inversión de US$5.200 millones y es uno de los proyectos de inversión privada más grande que se está construyendo en Sudamérica. En materia de empleabilidad, reclutó a más de 22 mil trabajadores y trabajadoras durante su peak de construcción.QB2 espera tener una tasa de producción promedio anual de aproximadamente 316 mil toneladas de cobre para los primeros 5 años.

También te puede interesar:   Hernán Cheyre, economista: Un impacto que afecte a la minería va a repercutir en toda la economía, no solo en ese sector

Newsletter

Nuestro boletín por whatsapp incluye las mejores noticias del mundo de la minería directamente en su celular. Para suscribirse, ingrese sus datos*

Newsletter

Nuestro boletín por whatsapp incluye las mejores noticias del mundo de la minería directamente en su celular. Para suscribirse, ingrese sus datos*