BHP evalúa nueva planta concentradora para maximizar potencial de Escondida en reemplazo de Los Colorados

El grupo minero dio a conocer este lunes sus resultados financieros correspondientes al año fiscal que concluyó el 30 de junio último. Los ingresos obtenidos en el periodo fueron de US$53.800 millones, una caída de 17% frente a los US$65.100 millones anotados en el ejercicio previo, esto «como resultado de los menores precios de los principales commodities y los impactos de la inflación en nuestra base de costos subyacente, particularmente en los precios de mano de obra, diésel y electricidad”.

“En Chile, tenemos una serie de estudios en curso para desbloquear nuestra importante dotación de recursos y utilizar la capacidad latente en nuestras operaciones de Escondida, Spence y Cerro Colorado. Estos incluyen el estudio de opciones para una nueva concentradora en Escondida y la evaluación de múltiples tecnologías de lixiviación que podrían aplicarse en las tres operaciones”, es uno de los puntos  más relevantes que se pueden leer en los resultados financieros de BHP correspondiente a su año fiscal finalizado el 30 de junio último

Es así como se informa que durante los próximos 18 meses, “Escondida completará una serie de estudios estratégicos sobre opciones para compensar el impacto en la disminución de la ley de alimentación de la concentradora que se espera para el año fiscal 2027. Estas opciones incluyen el potencial de una nueva concentradora para reemplazar la instalación actual de Los Colorados, y la aplicación de una o más tecnologías de lixiviación para mejorar las recuperaciones y desbloquear los recursos primarios de sulfuro en el proceso de cátodos”. 

Respecto de este último punto, se menciona que Full SaL -una tecnología de lixiviación diseñada por BHP- está en camino de convertirse en la primera de estas opciones en implementarse. Añaden que se prevé que esta tecnología -que ya se ocupa con éxito en Spence-, produzca ~410.000 ton en cátodos de cobre en Escondida durante un período de diez años, una vez implementada, a través de recuperaciones mejoradas y tiempos de ciclo de lixiviación más cortos. Se espera que el gasto de capital para implementar Full SaL sea de aproximadamente US$300 millones, y que la primera producción ocurra durante el año fiscal 2025 .

También te puede interesar:   Minería 4.0: Seminario abordó estrategias frente a los nuevos desafíos del sector

Asimismo, desde BHP proyectan que la producción de Escondida aumente en el año fiscal 2024 a un volumen entre 1.080.000 y 1.180.000 ton de cobre;  luego a entre 1,2 y 1,3 millones de ton por año en los dos ejercicios fiscales siguientes, “luego de lo cual se espera que la producción disminuya por un período, como resultado de leyes más bajas”, precisan.

SPENCE Y CERRO COLORADO

En cuanto a sus otros activos en Chile, se indica que durante el año fiscal que culminó en junio, solicitaron la aprobación ambiental para extender la vida útil de las instalaciones de lixiviación de Spence hasta 2039.

“Si se aprueba, esto implicaría la implementación de un enfoque novedoso para reprocesar minerales previamente lixiviados, seguido de una transición planificada a mediano plazo a la lixiviación de calcopirita. Las modificaciones de la planta concentradora, que comenzaron en agosto de 2022, siguen según lo programado para completarse en 2023. El gasto de capital esperado para las obras de modificación de la concentradora se mantiene sin cambios en aproximadamente US$100 millones”, puntualizan en su reporte de resultados. 

También te puede interesar:   Minera Vizcachitas y CCM-Eleva promoverán capacitación de docentes técnico profesionales en región de Valparaíso

También informan que están  estudiando opciones para eliminar otros cuellos de botella y ampliar el rendimiento de la concentradora en el futuro. “Ahora se espera que la producción en Spence alcance un promedio de 250.000 ton anuales durante los próximos cinco años”, señalan.

Otro punto que destacan en el caso de esta faena, es el  monitoreo de las anomalías identificadas en el tranque de relaves de Spence. “Nuestro objetivo es garantizar condiciones operativas seguras. Para remediar las anomalías, se requerirán cambios en el diseño original del tranque de relaves y se están realizando más estudios”, sostienen.

Finalmente, reiteran que Cerro Colorado está en proceso de transición a su cierre, en diciembre próximo. Pero añaden:: “Estamos explorando opciones para extender la vida útil de Cerro Colorado, incluso mediante el uso de tecnologías de lixiviación y agua desalinizada, lo que podría hacer que la operación se reinicie aproximadamente en 2030, lo que está sujeto a las aprobaciones ambientales”.

RESULTADOS FINANCIEROS 

“Nuestros resultados financieros para el año fueron sólidos, sostenidos en una producción confiable junto con disciplina de costos y de capital, a la vez que gestionamos precios más bajos de los commodities y presiones inflacionarias. Nuestro balance es sólido y está deliberadamente posicionado para apoyar el crecimiento de la cartera de commodities que el mundo necesita para el crecimiento de la población, la urbanización y la descarbonización”, señaló Mike Henry, CEO de BHP, en el informe de resultados correspondiente a su año fiscal, que finalizó el  30 de junio.

Según los datos entregados por la compañía, los ingresos disminuyeron US$11.300 millones en el ejercicio fiscal 2023 -pasaron de US$65.100 millones anotados en el ejercicio previo a US$53.800 millones– debido a precios significativamente más bajos en los commodities clave: mineral de hierro, carbón metalúrgico y cobre. “Gestionamos bien el impacto de la inflación en los costos en relación con nuestros competidores”, destacaron. 

También te puede interesar:   Investigador de la USACH publica estudio sobre Inteligencia Artificial en minería

Asimismo, hacen notar que el periodo obtuvieron récords de producción en Western Australia Iron Ore (WAIO), Olympic Dam y Spence, alcanzando la guía de producción anual para cobre, mineral de hierro, carbón metalúrgico, carbón energético y níquel.

No obstante el aumento de  los volúmenes de ventas de cobre, mineral de hierro y níquel, así como contar con tipos de cambio fueron favorables, BHP reconoció que  la utilidad operacional y el EBITDA subyacente disminuyeron “principalmente como resultado de los menores precios de los principales commodities y los impactos de la inflación en nuestra base de costos subyacente, particularmente en los precios de mano de obra, diésel y electricidad”.

En cuanto a las perspectivas de negocio para los commodities que produce el grupo, el CEO de BHP sostuvo que la demanda se ha mantenido relativamente sólida en China e India, “incluso cuando las economías del mundo desarrollado se han desacelerado sustancialmente. A corto plazo, la trayectoria de China depende de la eficacia de las medidas políticas recientes. Esperamos un crecimiento alcista en India con una fuerte actividad en la construcción que sustente una expansión en la capacidad de fabricación de acero. En términos más generales, existe un mayor reconocimiento de la importancia de los minerales críticos y de las estrategias globales para incentivar la inversión en la oferta y la demanda, lo que brinda oportunidades y desafíos”, concluyó.