Experta BHP: minas antiguas pueden dar claves sobre los desafíos de la minería del futuro

Durante la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre, se analizó el mercado futuro del mineral y los factores que moverán tanto la oferta como la demanda.

Qué rol jugará China y cuánto afectarán al mercado los sustitutos del cobre fueron parte de las discusiones principales que se debatieron en la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre, en el marco de la Semana Cesco.

En este contexto, Robert Edwards, Principal Analyst de Copper Markets CRU, indicó que 2023 fue el año que más se contrajo la demanda de cobre desde 1985 a nivel global, con una cifra en torno a 9 millones de toneladas. No obstante, advirtió que China seguirá creciendo durante 2024 y que, como las expectativas han estado bajas, se podrá apreciar una leve recuperación en el precio del cobre. A lo anterior, hay que adicionar las inversiones en energías verdes.

También te puede interesar:   BHP contará en Spence y Escondida con la mayor flota de equipos autónomos en Sudamérica a 2025

Por su parte, Jorge Riesco, presidente de Sonami, precisó que Chile tiene el deber de proveer al mundo los minerales que se necesitan para combatir el cambio climático. No obstante, en cuanto a la capacidad de nuevos proyectos e inversiones, planteó que hay dudas sobre si la minería va a poder proveer los minerales necesarios para cumplir estos objetivos al 2050, en relación con la reducción de las emisiones de CO2.

¿Cobre viejo o cobre nuevo?

Laura Whitton, Head of Commodity Strategy Copper & Potash de BHP, explicó cómo desde 2000 en adelante se ha experimentado un boom mundial de nuevas faenas de cobre, con minas que en promedio tienen solo 30 años.

La experta señaló que actualmente las minas de cobre están enfrentando grandes desafíos, como la baja en las leyes, pasando de un promedio de 1,02% en 1983, a un 0,62% el año pasado. Estos mismos yacimientos, además, están enfrentando nuevas exigencias —como las sociales y regulatorias—, las que son muy diferentes a las que las operaciones mineras enfrentaban en el pasado.

En este sentido, señaló que en los años recientes el continente africano es el que más ha aportado producción por medio de nuevas minas (1,4 millones ton), mientras que se avanza en el envejecimiento de las minas latinoamericanas (5,5 millones ton).

No obstante, destacó que no se puede soslayar el potencial que tienen las viejas minas, aunque hoy sean menos productivas. La experta de BHP profundizó al contar que las antiguas faenas mineras, con 30 años de operación como promedio, entregan un conocimiento y sabiduría que puede transformarse en un aporte relevante para los nuevos yacimientos.

También te puede interesar:   Claudia Domínguez Sepúlveda asumirá gerencia de Operaciones en Codelco Andina