GIZ presenta Programa de Fomento al Hidrógeno Verde para seis países sudamericanos

La agencia de cooperación alemana (GIZ) presentó el Programa Internacional de Fomento al Hidrógeno Verde (H2-Uppp), iniciativa que –con base en Chile y que abarcará a seis países de la región– apoyará la ejecución de proyectos de producción y aprovechamiento de hidrógeno verde (H2V) y sus aplicaciones, además de fomentar la transferencia de conocimientos para el crecimiento de la industria.

«A diferencia de otras iniciativas de fomento relacionadas con el hidrógeno, la nuestra tiene por objeto el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde en la fase temprana y nos permite colaborar de forma más estrecha con los desarrolladores de proyectos privados», explicó Javier Ortiz de Zúñiga, coordinador de H2-Uppp, en la actividad de presentación de programa.

También te puede interesar:   “Minería Verde para el siglo XXI”: Los beneficios de un desarrollo sustentable en Chile

H2-Uppp orienta a las empresas en la identificación de ideas de proyectos y en la creación de redes, como por ejemplo, con contrapartes o potenciales clientes. También colabora con las empresas para implementar conjuntamente proyectos en sus etapas iniciales de desarrollo y ofrece acompañamiento para las distintas iniciativas de hidrógeno verde (H2V) mediante estudios de prefactibilidad y capacitaciones técnicas.

Cooperación público privada

El programa se centra en la cooperación público privada a lo largo de toda la cadena de valor del hidrógeno (producción, almacenamiento, transformación, transporte y aplicaciones), en la que ambas partes contribuyen para desarrollar el mercado de las tecnologías y aplicaciones del H2V. «Podemos apoyar a empresas a materializar sus proyectos de H2V, para lo que deben cumplir con algunos requisitos como que contribuya al fomento del desarrollo sostenible en el país, persiga un beneficio público y que parte de los contenidos del proyecto deban publicarse, entre otros», detallo Ortiz de Zúñiga.

También te puede interesar:   Minería Inclusiva: la colaboración de Gimo y Remote Spark

H2-Uppp está dirigido a empresas alemanas y europeas, y a empresas locales del país de destino como socios del consorcio. Para participar en H2-Uppp deben cumplir una serie de criterios para garantizar que el proyecto se realice, tenga un impacto sustancial más allá del periodo del apoyo y que se generen sinergias a largo plazo con la transición energética en el país.

El apoyo consiste en una contribución de hasta el 50% de los costos del proyecto, con un mínimo de 100 mil euros. El programa ofrece dos modalidades de cooperación: un service agreement en cuyo caso la empresa recibe flujos de dinero para ciertos servicios establecidos con un monto máximo de 200.000 euros; o mediante un “cooperation agreement” en el que GIZ financia e implementa directamente las diferentes actividades y servicios del proyecto con un aporte de hasta 2 millones de euros.

También te puede interesar:   Presidente de BHP Minerals Americas: “Nos gustaría invertir más de US$10.000 millones en el país"

Este programa se realiza por encargo del Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania, para México, Brasil, Chile, Colombia, Argentina y Uruguay en América Latina.