Investigación académica desarrollará cementos verdes con material de relaves

Un proyecto de investigación aplicada que consiste en la elaboración de cementos verdes con material de relaves de escoria de cobre, obtuvo la mejor calificación en el concurso FONDEF IDeA 2023 de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID). El estudio se desarrollará en Copiapó, Viña del Mar y Santiago hasta 2025 y es liderado por investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Atacama (UDA). Además, contará con el apoyo de una empresa del sector minero y otro de la construcción para complementar la investigación.

El proyecto busca caracterizar, desarrollar y ensayar el uso de un material que hoy se considera residuo industrial, como material cementicio suplementario. Esto permite reducir la huella de carbono que produce elaborar cemento.

Paula Rojas, directora de la carrera de Ingeniería Civil Mecánica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, además de líder de la investigación, cuenta que más allá de ser un proyecto de investigación bien ponderado es una colaboración estratégica con el rubro empresarial. “Es una iniciativa de colaboración tecnológica y empresarial que atiende un problema importante de Copiapó y otras regiones que lidian con los desechos mineros y el riesgo medioambiental que suponen», explica.

También te puede interesar:   [Video|entrevista] Constanza Davidovich, de BHP, y proyecto Global Water Challenge: "Lo que se pretende es encontrar soluciones disruptivas para el tratamiento del agua"

La académica comenta que las primeras exploraciones de este estudio partieron seis años atrás. Junto a Federico Antico, doctor en ingeniería civil y académico de la misma Facultad y Danny Guzmán de la UDA, observaron que algunos desechos de la industria minera del cobre tenían el potencial de ser reutilizados en la elaboración de cementos, como material suplementario. Algo similar a lo que ya ocurre con la escoria siderúrgica y la ceniza volante proveniente de la generación eléctrica por la quema de combustibles fósiles.

La emisión huella de carbono del cemento a nivel mundial en este momento es del 8%, según lo informado por el World Economic Forum. Si bien Chile como país OCDE ha liderado las medidas paliativas para reducir su huella de carbono, el sector de la construcción aún trabaja con cementos con altos porcentajes de clinker (principal responsable de las emisiones producidas por la fabricación de cemento), por lo que existe espacio para innovar en el sector.

También te puede interesar:   M. Luisa Lozano, CEO de Asgreen: "Chile ganaría mucho más fomentando Innovación, Desarrollo e Investigación, que nacionalizando la Minería”

Paula Rojas explica que aún trabajan en la optimización del material sintético producido para que no sobreexija a las plantas de procesamiento, ya que es un material refractario y difícil de tratar. «El material obtenido ya fue sometido a pruebas de comportamiento mecánico en laboratorio que evidencian las mismas propiedades del cemento tradicional e incluso mejores. A futuro, sería ideal modificar la normativa para alcanzar una mayor dosificación del material cementicio suplementario y realizar un análisis del ciclo de vida del producto para medir cuánto reduce las emisiones de carbono y otros impactos», detalla.

El académico de la Facultad de Ingeniería de la UDA, Dr. Danny Guzmán señala la importancia de esta investigación para el territorio. “Para nosotros como una universidad regional, localizada en un área impactada fuertemente por la actividad minera, este proyecto presenta una gran pertinencia ya que propone una alternativa para valorizar los relaves de escorias, un pasivo ambiental que hasta el momento no está siendo aprovechado”, explica. Y además, agrega: “la ejecución del proyecto se enmarca en el desafío que tenemos como grupo de investigación de desarrollar nuevos procesos productivos más amigables con las comunidades y medio ambiente, de modo de transitar hacia una actividad minera mucho más sostenible”.

También te puede interesar:   Proveedores mineros de Nueva Zelandia estarán presentes en Expomin 2023