Las implicancias de los nuevos estándares IFRS de sostenibilidad

El International Sustainability Standard Board (ISSB) dio a conocer los estándares IFRS S1 e IFRS S2, lo que marca un hito en los estándares de divulgación de información de los criterios ESG (enviromental, social y governance, en inglés) a nivel global. Ambos comenzarán a ser válidos a partir de enero de 2024 y mientras el IFRS S1 se relaciona con los requerimientos generales de información sobre sostenibilidad, el IFRS S2 trata sobre las revelaciones relacionadas al clima.

AIA

«Ambas normas establecen un marco general global para los reportes corporativos, entendiendo la información extra financiera desde la perspectiva de riesgos y oportunidades materiales», explicó Gonzalo Riederer, socio del área de Auditoría ESG de PwC Chile. «Buscan ser un recurso útil para los usuarios primarios de los reportes financieros, con propósito general para decidir si proporcionar recursos a la entidad y que facilite la comparabilidad de resultados, acciones y estrategias al interior de las diversas industrias», agregó.

También te puede interesar:   [Nota|video] Juan Ignacio Guzmán y la adaptación de las mineras a los efectos del Cambio Climático

Si bien la adopción de S1 y S2 como requerimiento obligatorio depende de cada jurisdicción, en Chile, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) ya dispuso requerimientos de divulgación integrada para emisores de valores a través de la Norma de Carácter General (NCG) N° 461. Ésta fue promulgada en 2021 y modificó la NCG 30, ya que contempló temas de sostenibilidad en la memoria anual e incluyó las materias de gobierno corporativo a las que se refiere la NCG N° 385, que quedó derogada.

«Esta normativa está entrado en aplicación de manera diferida según el tipo de emisor, partiendo por empresas de mayor tamaño que debieron ajustarse a la NCG N° 461 a partir del ejercicio 2022», contó María Ignacia García, senior manager de Auditoría ESG de PwC Chile.

También te puede interesar:   [Video|entrevista] Florencia Mesa, sobre los objetivos de Climatech: "Posicionar a Chile como un hub en Latinoamérica de tecnologías climáticas"

Tanto IFRS S1 como S2 siguen la estructura de cuatro pilares (Gobernanza, Estrategia, Gestión de Riesgos, Metas e Indicadores) propuesta por el Taskforce for Climate-related Financial Disclosures (TCFD). La materialidad se basa en Sustainability Accounting Standards Board (SASB), conjunto de estándares sectoriales para 11 industrias y subdivididas en 77 categorías, que son parte también de los requerimientos de la NCG N° 461, explicaron los especialistas.

En el caso de IFRS S2, la entidad reportante -independiente del sector en que opere- debe reportar las siguientes métricas: emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1, 2 y 3, riesgos de transición, riesgos físicos, oportunidades, monto de inversiones, precios internos del carbono y remuneración.

También te puede interesar:   Sonami proyecta un crecimiento sectorial de 5% para 2024

¿Qué se espera para adelante?

El trabajo del ISSB no se acaba con la publicación de IFRS S1 y S2, dicen los especialistas de PwC. S2 es el primer estándar temático que se emite, pero se anticipan nuevos desarrollos. El ISSB ya sacó una consulta pública respecto de cuáles deben ser sus futuros focos de interés. Entre las opciones se barajan, por ejemplo, Naturaleza y Biodiversidad y Derechos Humanos, que ponen el acento en la cadena de valor.