Los cuatro puntos que hay que analizar a la hora de abordar el proyecto de Royalty Minero

Revisa las consideraciones que Daniela Desormeaux, directora de estudios de Vantaz, planteó durante en el seminario “Minería Verde para el siglo XXI”.

Durante el seminario “Minería Verde para el siglo XXI” que comenzó el pasado viernes en la Comisión de Minería, Energía y Futuro del Senado, no solo se habló de los beneficios de un desarrollo sustentable de la industria en Chile, sino que también se abordaron conceptos críticos que hay que tomar en cuenta a la hora de discutir la propuesta del Royalty Minero.

En este sentido, Daniela Desormeaux, directora de estudios de Vantaz, planteó cuatro puntos que no pueden quedar fuera de análisis. En primer lugar, señaló que los ciclos de los precios de los commodities no pueden anticiparse: Habría que tener una bola de cristal para saber qué va a pasar con el precio del cobre, por ejemplo, en 10 o 15 años más”.

También te puede interesar:   Mujeres en Red: Cultivando liderazgos femeninos en Sierra Gorda y Baquedano

En ese sentido, indicó que los precios altos y favorables del cobre se explican, dentro de varios factores, por la recuperación de la economía china pospandemia, “la que es de corto plazo”, acotó.

Por otro lado, como segundo punto, afirmó que la minería tiene un rol fundamental en el país, que no solo tiene que ver con el cobre: “Somos los principales productores de cobre para el mundo, en el caso del litio, somos los segundos productores después de China. Pero también en Chile se produce oro, se produce plata, molibdeno, hierro y también hay otro tipo de minería que es más pequeña pero claramente el cobre es la más relevante”.

También te puede interesar:   Chile fue el quinto destino más atractivo para invertir en exploración en 2021

En tercer lugar, la directora de estudios de Vantaz destacó que, a pesar de los avances en materia de reciclaje, sigue siendo crucial la minería extractiva.

“En el caso del cobre, un auto eléctrico requiere entre tres y cuatro veces más que un auto a combustión y cerca de la mitad de ese cobre se encuentra en la batería. En lo que son las energías renovables, por ejemplo, la generación de 1 GW, en el caso de una planta fotovoltaica requiere de 5 veces más cobre, que el mismo GW hubiese sido generado con combustibles fósiles”, detalló.

Finalmente, Desormeaux señaló que se debe considerar un modelo trazable a la hora de pensar en categorías sustentables. Por lo tanto, explicó que “tenemos que apuntar a un modelo integrado y eso es lo que va a requerir el mundo, no solamente tener un auto eléctrico o tener una central fotovoltaica y utilizar energía eólica, sino que cómo fueron producidos los componentes, los materiales que están dentro de estos compuestos”.

También te puede interesar:   Startup chilena desarrolla nueva tecnología para monitorear emisiones y calidad del aire en la minería

Bajo ese contexto, resaltó que “cómo una vez que vamos avanzando en esta cadena de valor, cómo volvemos al ciclo inicial y ahí viene la pregunta cómo recuperamos nuestro cobre y litio que está siendo utilizado y volvemos a esta cadena de 100% trazabilidad”, finalizó.