SONAMI manifiesta su preocupación por eventual cierre de Planta Catemu

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI), Jorge Riesco, expresó la preocupación del gremio por el eventual cierre de la Planta Catemu, planta procesadora de cobre ubicada en la Provincia de San Felipe, Región de Valparaíso, que alberga la principal agencia de compra de minerales de la zona y de la Empresa Nacional de Minería (ENAMI). Su paralización afectaría a 400 trabajadores propios, 525 contratistas y unos 300 productores de la pequeña minería. 

AIA

El directivo recordó que esta semana el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) recomendó el rechazo al proyecto de continuidad operacional de la mediana minera CEMIN, que tiene como propósito ampliar la vida útil de esta planta. La calificación está ahora en manos del Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso (COEVA).

También te puede interesar:   Presentan reclamación administrativa ante el Comité de Ministros por rechazo a proyecto CIGRI de gestión de residuos

«Esta decisión nos preocupa porque una negativa significaría el cierre definitivo de esta planta, lo que no sólo afectará a la Región de Valparaíso, sino que podría terminar con el holding minero que hoy opera en Catemu, La Ligua, Vallenar, Batuco, Rancagua y Santiago”, dijo Riesco. «Es un caso que hay que mirar atentamente, porque según sabemos la empresa solicitó al SEA la revisión de la recomendación de rechazo antes de que vaya a votación y la suspensión de los plazos de la calificación, dado que se detectaron errores importantes en temas que fundamentan esa recomendación», agregó. 

«Tenemos una opinión crítica respecto a cómo opera el otorgamiento de permisos ambientales, que requiere urgentemente una modificación, porque está impactando en la posibilidad de llevar adelante proyectos mineros. En este caso, el proceso de tramitación lleva casi tres años, lo que es excesivo, para que al final el organismo competente lo termine rechazando», añadió el presidente de SONAMI.

También te puede interesar:   Cambio en política de dividendos de Codelco: podrá reinvertir 30% de sus utilidades anuales

«Si bien es necesario modificar los excesivos periodos de aprobación de algunos permisos -aspecto en que sabemos que se está trabajando- lo fundamental es eliminar la excesiva discrecionalidad y disparidad de criterios de evaluación, que pueden determinar la posibilidad de que algunos proyectos no se realicen. En ese sentido, tenemos confianza en que la revisión que está haciendo el ministerio de Economía se traduzca en una racionalización importante de esos permisos, pero seguimos considerando que lo importante aquí es que las autorizaciones ambientales derechamente se están denegando por razones que no son exclusivamente técnicas», concluyó Jorge Riesco.