Tomasz Piwowarczyk, gerente general: «En Sierra Gorda SCM hacemos la minería del futuro»

Con el desafío de ser una faena de cobre con muy bajas leyes de mineral, el ejecutivo subraya que están en constante creación de nuevas soluciones, «buscando optimizar todos los procesos, por lo que estamos seguros que continuaremos innovando en la industria minera del país». 

“Pensando en el futuro cercano, queremos aumentar la capacidad de la planta y para eso estamos finalizando un estudio de factibilidad para agregar una cuarta línea de producción con un molino de bolas”, es uno de los planes que tienen en Sierra Gorda SCM para seguir creciendo, comenta Tomasz Piwowarczyk, quien recientemente fue ratificado en la gerencia general de esta compañía.

En esta entrevista, el ejecutivo destaca además los desafíos que han enfrentado por el hecho de ser una operación con muy bajas leyes de mineral de cobre, pero que han sabido enfrentar con trabajo de equipo y buscando nuevas alternativas.

“La innovación es parte de nuestro ADN y la búsqueda de soluciones y mejoras es un proceso constante”, afirma.

-¿Cómo asumes el desafío de haber sido ratificado en la gerencia general de Sierra Gorda SCM?

Lo asumo con orgullo y mucha responsabilidad, ya que hasta ahora, en Sierra Gorda SCM hemos demostrado que podemos hacer minería de baja ley de forma eficiente y sustentable. Es una oportunidad de seguir demostrando que podemos producir cobre y molibdeno verde con seguridad, disciplina operacional, además de mantener el excelente ambiente laboral que nos caracteriza. 

-¿Qué desafíos les plantea y cómo han enfrentado el reto de ser un yacimiento con bajas leyes de cobre?

En Sierra Gorda SCM decimos que hacemos la minería del futuro, porque enfrentamos los desafíos que otros yacimientos enfrentarán en los próximos diez años; sin embargo, hemos logrado hacer de nuestra faena un negocio rentable y sostenible en el tiempo. 

Nuestros desafíos son constantes, pero desde la etapa de diseño, implementamos innovaciones que nos han permitido ser más eficientes, como es el uso de los molinos HPGR. Somos la única minera de cobre en Chile que usa esta tecnología y nos ha traído excelentes resultados: aproximadamente 20% de ahorro de energía versus los molinos tradicionales SAG. 

También te puede interesar:   Centro Nacional de Pilotaje estrena nuevo directorio

Además, nuestros procesos productivos están adaptados para usar agua de mar sin desalar, lo que es una gran innovación, ya que no usamos aguas continentales y no generamos salmuera de descarte.

Sin embargo, el hito más importante para enfrentar la baja ley fue el Proyecto Debottlenecking, a través del cual fuimos capaces de subir el tratamiento de nuestra planta concentradora de 100.000 toneladas por día a 130.000 en un plazo de tres años.

Nuestra gente, su experiencia y compromiso, fue clave en este proceso, porque aplicamos un modelo de gestión de proyectos ágil, de lo contrario, con la gestión de proyectos tradicional solo los estudios correspondientes e ingeniería con todas sus etapas nos tomaría esos tres años.

-¿Con qué ley trabajan actualmente y en qué rangos de producción están, de cobre y otros subproductos?

Operamos con una ley media de 0,389%, mientras en promedio la industria es de 0,8%. Se trata de un yacimiento desafiante, que se complejiza aún más por la dureza del mineral. 

Sobre el rango de producción, el año pasado logramos procesar en promedio 128.600 toneladas métricas por día, esto se tradujo en 172.681 toneladas de cobre fino y 2.493 toneladas de molibdeno, alcanzando además el 82% de recuperación de cobre en nuestra planta concentradora.

Algo que quiero destacar, es haber alcanzado estos niveles de producción con seguridad, ya que el año pasado obtuvimos un TRIFR (Total Recordable Injury Frequency Rate por millón de horas de trabajo) de 0.85, posicionándonos como la segunda minera más segura del país; la más segura de la región de Antofagasta y que, al fin y al cabo, significa que cada uno de nuestros trabajadores pudo retornar sano y salvo a su casa junto a su familia. Todo esto, se realizó gracias a la disciplina operacional y un trabajo diario de parte de todo el equipo de Sierra Gorda SCM. 

-¿Cómo ha evolucionado la situación de la compañía en términos de resultados financieros y qué perspectivas tienen?

Hemos mejorado nuestros resultados financieros gracias al alcanzar la máxima eficiencia en todos los procesos productivos, controlando costos en distintas actividades e implementando mejoras continuas, además de mapear procesos de negocio y detectar oportunamente nuevas oportunidades. 

También te puede interesar:   Aprimin renueva directorio y mantiene a Philippe Hemmerdinger como presidente

Continuaremos avanzando a través de proyectos de optimización y mejora continua en todas las fases de la operación.

INVERSIÓN E INNOVACIÓN PARA SEGUIR CRECIENDO

Han planteado la necesidad de medidas para fomentar los proyectos de baja ley ¿Cómo ven la situación para este sector hoy en Chile y dónde están las mayores falencias o dificultades?

La minería de baja ley explota yacimientos con menos contenido de mineral, está marcada por costos más altos y un período más extendido para generar márgenes, en comparación con los proyectos de minería tradicional con alto contenido de cobre.  Sin embargo, las mineras con leyes bajas son las únicas que habrá en el futuro, porque ya desde varias décadas la ley de mineral viene bajando en Chile. Por eso, si queremos seguir siendo mayor productor de cobre en el mundo, el Estado tiene que establecer estímulos para impulsar nuevos proyectos.

Actualmente, vemos con preocupación cómo se ha planteado la nueva ley de Royalty: la cual incluye el componente ad valorem (royalty sobre ventas), el cual generará que las mineras de baja ley pagarán proporcionalmente más que las mineras tradicionales, las que tienen comparativamente menores costos de producción. Reconsiderar este punto, podría darle un impulso a la minería del futuro. 

-¿Qué proyectos de inversión y desarrollo tienen en Sierra Gorda SCM?

Un importante hito de este año es la finalización de la construcción del tercer espesador de relaves, con una inversión de alrededor de US$80 millones, con el que esperamos alcanzar una densidad de descarga del 62% y recuperar 200 l/s de agua al proceso productivo.

Pensando en el futuro cercano, queremos aumentar la capacidad de la planta y para eso estamos finalizando un estudio de factibilidad para agregar una cuarta línea de producción con un molino de bolas. 

¿Qué rol juega la innovación y la incorporación de nuevas soluciones en el desafío de lograr mejores resultados?

La innovación es parte de nuestro ADN y la búsqueda de soluciones y mejoras es un proceso constante.

Una de las soluciones implementadas durante 2023 y que nos tiene muy contentos es el uso del 100% de energías renovables en nuestra faena, lo que nos permite eliminar un millón de toneladas de CO2 al año.

También te puede interesar:   Cochilco: Anuncio de compra de BHP a Anglo American impulsa el precio del cobre y refleja escasez de suministro

A ello se suma la inauguración de tres perforadoras PitViper-351 que funcionan de forma autónoma, mediante el proyecto de automatización “Awatiri” que mejora el rendimiento y garantizará una mayor productividad en los procesos de la empresa.

También tenemos el “Sierra Bot”: un operador robótico único en minería, capaz de entregar un conteo cíclico con la ubicación exacta de cada material o insumo para un empleo determinado.

Nuestros equipos están en constante creación de nuevas soluciones, buscando optimizar todos los procesos, por lo que estamos seguros que continuaremos innovando en la industria minera del país. 

APORTE AL TERRITORIO

-¿Cuál es el aporte de Sierra Gorda SCM a la Región y su territorio, en términos de empleo, compras locales, encadenamientos, etc?

Como compañía estamos conscientes del rol dentro del área de influencia y valoramos profundamente el trabajo con las comunidades, es uno de nuestros pilares estratégicos. 

Por ello, hemos implementado nuestro programa Trainee Comunitario, que en su última versión concretó la contratación de siete nuevos aprendices de vecinos de la comunidad de Sierra Gorda y Baquedano.

Este exitoso programa –único en su tipo– nos ha convertido en los mayores empleadores de vecinos de Sierra Gorda, con quienes tenemos un compromiso indeclinable y permanente.

Estamos enfocados en la educación y en formar nuevos profesionales para la minería del país, es por eso que desde el año 2016 impulsamos el programa “Mejores Técnicos para la Industria”, junto al colegio Don Bosco de Antofagasta, capacitando a 197 jóvenes, lo que les permitió obtener licencia de conducir D y la certificación eléctrica SEC, herramientas valiosas para su futuro desarrollo laboral.

Adicionalmente, contamos con el Programa de profesionales Trainee “emPODERate”, que tiene por objetivo atraer el talento joven, con poca experiencia laboral o recién titulados de carreras acordes a la industria minera. Estos nuevos jóvenes han sido un gran aporte en nuestra operación y una inyección de energía y nuevas ideas para los profesionales avezados.