[Opinión] La innovación para una producción sustentable del litio

Por Guido Arenas, gerente de Consultoría  en Dinámica Plataforma.

La innovación en la industria del litio se ha posicionado como un elemento crítico que permite a los actores mantener la competitividad en el mercado, al mismo tiempo que se cumple con regulaciones cada vez más exigentes. Sin embargo, y de acuerdo a las dinámicas tanto globales como al mismo tiempo locales, también se ha transformado en un habilitador que sentará la base de legitimidad para la exploración, extracción y procesamiento de litio, siendo quizás -este aspecto- la inquietud y desafío más complejos de abordar actualmente para la industria. 

En este contexto, las condiciones de producción y explotación de los salares estarán indudablemente bajo un escrutinio constante. Y actualmente ya constituyen un driver principal de acceso a las cadenas de valor globales. Especial relevancia tendrá la innovación tecnológica en una proceso productivo de por sí ya sofisticado y complejo, pero aún con brechas en los impactos ambientales en los salares y en los servicios eco-sistémicos que éstos brindan; así como también en el consumo de agua en cuencas ya estresadas. 

También te puede interesar:   [Video|entrevista] Jorge Riesco, presidente Sonami: "Existe un ecosistema de producción minera que puede ser muy virtuoso, y que si lo liberamos podemos avanzar rápidamente"

«Las condiciones de producción y explotación de los salares estarán indudablemente bajo un escrutinio constante. Y actualmente ya constituyen un driver principal de acceso a las cadenas de valor globales».

Además, se requerirá sofisticar los mecanismos de vinculación con las comunidades de los salares, generando esquemas de redistribución de utilidades y participación en las decisiones que los atañen bajo de lógicas de equidad territorial y pertinencia cultural.

La innovación para una producción sustentable moverá la aguja, no sólo en términos de competitividad y acceso a las cadenas de valor globales en un mercado cada vez más exigente en términos de trazabilidad ambiental y accountability socio-territorial. También pondrá a prueba la capacidad de diálogo y colaboración, tanto de las empresas como del Estado y las comunidades para consensuar estas condiciones de producción que permitan explotar de manera virtuosa los recursos no renovables del país, evitando el juego de suma cero: para que uno gane, el otro tiene que necesariamente perder.

También te puede interesar:   Carla Horta, de Consultora Reportability: "Reportar abre las puertas al crecimiento"