Alex Miquel, de Aguas Horizonte, nos habla de la relevancia y avances del proyecto que abastecerá de agua de mar a Codelco Distrito Norte

«Este es un proyecto maravilloso, muy de vanguardia en materia de desalación, y que permitirá reducir de forma sustancial la huella hídrica de Codelco en su división Norte», señala el gerente general del consorcio, que integran Marubeni y Transelec.

AIA

Recientemente el proyecto Aguas Horizonte, la planta de desalinización que construyen Marubeni y Transelec para abastecer agua de mar a las operaciones de Distrito Norte de Codelco, fue uno de los ganadores  de los Premios de Financiamiento de Proyectos e Infraestructura 2023 que realiza Latin Finance, en la categoría mejor estrategia de financiamiento del año 2023.

Por este motivo, conversamos con Alex Miquel, gerente general de Aguas Horizonte, para conocer más sobre la relevancia de este reconocimiento, pero sobre todo, de lo que representa la construcción y los beneficios que traerá esta importante inversión para la Codelco y esa zona del país.

Sobre  lo que representa este premio, señala: “Es importante y nos enorgullece enormemente. En primer lugar, nos seleccionaron entre centenares de proyectos de financiamiento de infraestructura en toda América Latina, y luego un comité muy exigente nos escogió como los ganadores. Creo que no es casualidad y es un reconocimiento a los años de esfuerzo de todos los promotores de esta propuesta: Marubeni y Transelec, así como a nuestro cliente Codelco. En segundo lugar destaco que pese al desafiante escenario económico que dejó la pandemia sumado a la guerra de Ucrania y la inestabilidad macroeconómica, con inflación y disrupción de las cadenas de suministro a nivel global, pudimos elaborar una estrategia creativa e innovadora para llevar el proyecto a buen puerto”.

-¿A cuánto asciende la inversión requerida por este proyecto,?

La inversión directa es un monto que supera los US$1.000 millones.

-¿Cuál es el rol y aporte de los socios, así como de Codelco como mandante?

También te puede interesar:   Pequeños mineros marchan en Santiago en rechazo al estatuto minero que votará pleno de la Convención

Aguas Horizonte es un consorcio formado por Marubeni y Transelec, promotores de la planta desalinizadora. Somos los responsables del diseño, financiamiento, construcción y operación tanto de la planta desaladora, como del sistema de impulsión que llevará el agua desalada desde la costa de Tocopilla a 160 km de distancia y a 3.000 metros de altura, para entregarla a las operaciones de Codelco del Distrito Norte. 

Una vez lista y en funcionamiento, también seremos responsables de su manejo y de garantizar el suministro. Y luego de abastecer  por 20 años con agua a sus  operaciones, toda la infraestructura se le transferirá a Codelco .

Esta estructura es conocida como un BOOT (acrónimo en inglés que significa “construir, ser propietario, operar y transferir”). Aguas Horizonte realiza la inversión, posee toda la infraestructura durante la fase de construcción y los 20 años de operación establecidos en el contrato, para luego hacer entrega de ella.  En tanto, Codelco es el cliente que compra el servicio y aporta los terrenos, los trabajadores, los permisos ambientales y muchos otros aspectos que habilitan este emprendimiento conjunto.  

– Las obras se iniciaron en mayo último ¿Cuál es el calendario previsto para toda esta etapa?

Efectivamente, en ese mes  comenzamos con la etapa de construcción como tal, que tiene una duración programada de casi tres años. Por lo que estimamos que el periodo de 20 años que corresponde a la fase de suministro de agua a Codelco, se iniciará en el primer trimestre de 2026.  

-¿Cuáles son las particularidades y desafíos de este proyecto?

La construcción involucra múltiples subproyectos, como obras marítimas, la construcción de la planta desaladora, la instalación del ducto de 160 kms. para llevar el agua a 3.000 metros de altura, obras y líneas de transmisión eléctricas, un campamento para alojar hasta 2.900 trabajadores, obras viales, etc. 

También te puede interesar:   Avanza la creación de la Empresa Nacional del Litio

Esto significa que, tanto en el diseño como en la construcción de Aguas Horizonte, participarán múltiples empresas subcontratistas especializadas, con más de 15 diferentes especialidades de ingeniería. 

Este es un proyecto maravilloso, muy de vanguardia en materia de desalación, y que permitirá reducir de forma sustancial la huella hídrica de Codelco en su división Norte. 

Se ha desarrollado incorporando las últimas tecnologías, avances e innovaciones. Enfrentaremos muchos desafíos tecnológicos y de ingeniería. Por un lado, están las obras marítimas para la captación de agua de mar. Por otro, para impulsar el agua desde la costa al sur de Tocopilla primero, tenemos que sortear el farellón costero, una cadena de montañas de acceso muy complicado, con terreno rocoso, a través del cual debemos instalar los primeros 4 kms del sistema de conducción de agua. Luego, está el cruce del río Loa. Construiremos un túnel de 1.000 metros de largo, pasando el ducto por debajo del río, con el fin de no afectar de ninguna forma este delicado ecosistema. 

-¿Qué otras medidas se han tomado para mitigar eventuales impactos?

Nuestro proyecto cuenta con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobados, además de una serie de otros estudios que garantizan que no habrá daño ambiental alguno en el ecosistema de Tocopilla. 

El proceso de desalación verterá volúmenes regulados, que no generan perjuicios al medio ambiente. Codelco realizó exhaustivos estudios y modelamiento en el marco de este proceso.

Posteriormente, como operadores de este sistema, Aguas Horizonte estará continuamente enfocado en medir el desempeño ambiental de nuestra operación, y en dar a conocer los resultados.

-¿Cuál prevén que será el aporte del proyecto, en términos de empleo y desarrollo para esa zona?

También te puede interesar:   Excedentes de Codelco caen a US$ 1.521 millones

En lo que compete directamente a Aguas Horizonte, el principal impacto en Tocopilla consistirá en la oferta de trabajo y en la subcontratación de servicios y suministros locales. En la actualidad, un 21% de los trabajadores contratados para el proyecto son residentes de la Región, y una buena parte de ellos son oriundos de Tocopilla. Esto es un aspecto del cual estamos preocupados continuamente. 

Durante el peak de construcción se generarán 5.400 empleos, y se implementarán programas de capacitación y reclutamiento para las comunidades indígenas aledañas a esta iniciativa.

Por parte de Codelco, se desarrollarán obras para mejora de espacios públicos y desarrollo de infraestructura deportiva en Tocopilla. En el caso particular de esta comuna, contemplamos realizar programas de desarrollo productivo para los gremios de pescadores artesanales.

-¿Qué otros cambios y beneficios va a representar para Codelco el dejar atrás  su actual escenario hídrico, con todo lo que este le acarrea?

Cuando concluya la fase de construcción, el proyecto se convertirá en la principal fuente de agua para las operaciones mineras del Distrito Norte de Codelco. Cuando se lleve a cabo la expansión de la planta y se alcance una capacidad de producción de 1.956 litros por segundo, el proyecto contribuirá a reducir la huella hídrica de Codelco en todo el país, en más del 30%. Esta reducción es un objetivo fundamental para la empresa minera.

Igual de relevante es el aporte que hará el proyecto a la sostenibilidad de la producción futura en el Distrito Norte, ya que pondrá a disposición de las operaciones mineras un volumen significativo de agua. Esto permitirá recuperar los niveles de producción (de cobre) que se han visto disminuidos en los últimos años, en parte debido a la extrema escasez de agua en la región.