[+video] María Olivia Recart: Los desafíos clave que enfrenta la industria minera y su mirada de cómo los ha manejado

Con una trayectoria profesional vinculada al mundo de las grandes decisiones que mueven a la minería en Chile, como subsecretaria de Hacienda y luego en la Vicepresidencia de Asuntos Corporativos de BHP, la actual presidenta de Comunidad Mujer y directora de importantes empresas mineras, nos da su visión sobre los desafíos que encara esta industria en el país.

AIA

En un paréntesis en medio de sus diversas responsabilidades, María Olivia Recart -Malala, como todos la llaman- nos entrega su mirada respecto de cómo las empresas mineras están abordando los temas de sustentabilidad y relaciones con las comunidades; y lo hace fiel a su estilo: directo e incisivo.

Enfatiza la conexión entre los problemas ambientales y el impacto directo en las comunidades. Subraya la importancia de abrir un diálogo franco, en el cual las comunidades no sean sólo receptores de información, sino que participen activamente, por ejemplo permitiendo su inclusión en las mediciones ambientales de las faenas, ayudándolas a comprender el uso del agua, promoviendo que visiten las instalaciones mineras y capacitar a mujeres de localidades vecinas a estas, para desempeñar roles especializados, como operadoras de camiones y manejo de equipos pesados.

Sostiene que entre las compañías y las comunidades se requiere avanzar a «un espacio de conversación que ponga en la mesa valores nuevos”, mencionando como ejemplo la propuesta de valor que formuló Anglo American, para el permiso ambiental de su proyecto Los Bronces Integrado.

En esta video entrevista 👇👇👇 nos explica el porqué considera que lograron «salirse de la caja», de lo tradicional. Y más abajo, la entrevista escrita con su análisis franco de este y otros temas que enfrenta el sector, sus líderes y las autoridades.

También te puede interesar:   [Video|entrevista] Paulina Jaramillo, gerente general de El Soldado: "Me siento una enamorada de la industria minera"

PERMISOS AMBIENTALES

-¿Cuál es su opinión del anuncio del Gobierno para disminuir los permisos para desarrollar proyectos?

Se requiere una intervención profunda en los plazos. Me gusta mucho como el Ministro Grau ha enfrentado el problema de los permisos, creo que es la primera persona que está en un cargo, en lo cual tiene mucho que decir, que atacó el problema de los permisos de verdad como un proceso integral, es la primera cosa. Segundo, creo que está conversando con el Ministerio de Medio Ambiente para ver cómo se integran los permisos ex post con los permisos ex ante que también son un tema. Llegar a un acuerdo va a ser difícil, porque dentro del Gobierno existen muchas miradas y hay servicios y reparticiones que no están ni ahí y eso hay que darlo vuelta y les tiene que importar, porque al final la minería es la columna vertebral de este país, son las inversiones, son el empleo y son el efecto multiplicador que llega no solo a Antofagasta llega a todo Chile.

Voy a dar un ejemplo, la desaladora de Escondida que tuvo un proceso de permisos bastante rápido porque era una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), tuvo que sacar 3.000 permisos individuales para poder operar. Hoy día la situación es mucho más compleja. Creo que el tema de los gobiernos regionales, los CORE, la poca capacitación de las personas que están evaluando la politización y el peso específico de algunas reparticiones que no están dispuestas a abrirse a conversaciones nuevas con la industria o en cuenta en que es temprano tiene que cambiar y, tiene que haber una pre evaluación para que tú puedas presentar tu proyecto de manera gradual antes de llegar y hacer todo el proyecto con todos los gastos, con todas las líneas base y que te lo rechacen.

También te puede interesar:   Informe Vantaz Group sobre negociaciones colectivas en minería señala: "Han ido cambiando e incorporando nuevas temáticas"

MUJERES Y CULTURA ORGANIZACIONAL

-¿Cómo ve los avances y brechas en materia de inserción de la mujer en la minería?

Creo que ha cambiado mucho la concepción de cómo las mujeres hoy día aportamos en la minería. Yo entré a la minería el 2011, siendo la primera mujer que se sentaba en la mesa del Consejo Minero. Fui la primera mujer del Comité Ejecutivo de BHP en Chile. Había puros hombres.  Con muy poca participación de mujeres en las operaciones, cuando Escondida tenía menos del 6% de mujeres. Hoy, Escondida tiene más del 30% de mujeres en faena y BHP tiene casi 40% de mujeres en total.  Yo diría que en los directorios en los que estoy sentada somos 3 mujeres, casi el 40% o más en los directorios de la empresa minera y se preocupan de que haya una mujer  en el cupo.  Yo entré al Lundin Mining reemplazando a una mujer que se jubiló.

Sin embargo, todavía nos falta mucho por andar, porque una cosa es que una se siente en la mesa y la otra cosa es que los temas de género y los temas de mujeres estén presente en los procesos, en los sistemas y en la cultura de las organizaciones.

-¿Cuáles son los motivos por los que no se ha logrado incorporar los temas de género en la cultura de las organizaciones en Chile?

Obviamente hay países donde la cultura es mucho más proclive a ser respetuosa con las mujeres en faena. El incorporar a mujeres a la faena hoy día requiere de una sensibilización de los hombres que están; en la manera en que se conversa,  la manera en la que se trabaja. En Escondida hubo un minuto donde el ex CEO de Escondida dijo lo que una mujer no pueda hacer porque las herramientas no se las puede, tenemos que cambiar las herramientas, no traer un hombre y yo creo que esa es la mirada. La mirada es salir de la caja.

También te puede interesar:   Universidad de Atacama y Universidad Adolfo Ibáñez presentan resultados del proyecto "Desarrollo de cementos verdes en base a relaves"

Segundo es la forma en que los procesos respetan a las mujeres. Nosotros tenemos ausencias por temas en ciertos de embarazo, cuidamos mucho a familiares, entonces hacemos carreras distinta y creo que el desarrollo de la carrera de una mujer tiene que ser distinta.

-¿Y cuál es el rol de las mujeres que están dentro de la minería para ayudar a mejorar la cultura?

Estar en minería requiere de una pasión, no es solo ir a ganar plata ya que la gente lo ve como una oportunidad de “hacerse una pasada”, de estar dos o tres años y después salir. Yo creo que estar en minería significa querer a la minería de corazón y querer aportar. Segundo, una responsabilidad de yo estoy aquí para abrirle espacio a las mujeres que vienen detrás mío. Voy a ganarme una posición. Y tercero, es abrirse a la nueva experiencia, yo creo que nosotros aprendemos tanto de el otro género como ellos aprenden de nosotros, así que hay un mundo por descubrir en la minería, es un mundo que requiere un corazón y una cabeza abierta. Y siento que hay muchas más mujeres que lo tienen.