Webinar de Cámara Minera de Chile destaca la importancia de la exploración minera

La comisión de Exploraciones Minera de la Cámara Minera de Chile realizó el webinar “Perspectivas de la Exploración Minera en Chile”, en la que se analizó el futuro de la exploración minera en Chile desde distintas ópticas: la empresarial, legislativa, consultoría, académica y mediante la visión de un especialista. “Esta Comisión funciona desde hace tres años y medio y el foco ha sido el desarrollo de la actividad en tres temas esenciales: la información base, los incentivos tributarios y la propiedad minera”, informó Juan José Latorre, presidente de la comisión de Exploraciones Mineras.

AIA

Las exposiciones comenzaron con la del Presidente de la Cámara Minera de Chile, Miguel Zauschkevich Domeyko, quien hizo una presentación sobre la situación nacional e internacional de la exploración minera y en la que destacó la baja en el presupuesto nacional y los incentivos que tienen para ello países como Perú y Australia.

“Según los resultados obtenidos de la encuesta elaborada por S&P Global a empresas públicas y privadas de diferentes países, el presupuesto global de exploración para productos metálicos no ferrosos en el 2022 fue de US$ 13 007 millones, representando un incremento significativo de 16.2%, en comparación al presupuesto de exploración minera total del 2021 (US$ 11 197 millones). El presupuesto de exploración en Chile, que incluye al segmento major, alcanza los US$713,2 millones y una participación del 5,48% en el presupuesto a nivel global en 2022”, detalló el ejecutivo.

También te puede interesar:   Álvaro Merino deja la Gerencia de Estudios de SONAMI

Además, relevó la asistencia del gobierno australiano a quienes realicen exploración, que se traduce en iniciativas como deducciones tributarias. “Se debería estudiar la posibilidad de otorgar incentivos en Chile para la exploración minera, al menos pensar en la rebaja del impuesto al valor agregado”, propuso Zauschkevich. También añadió que la Cámara Minera de Chile desde sus inicios ha manifestado a las autoridades la necesidad de realizar un política de exploración minera nacional, para contar con toda la información geológica del país.

El abogado Daniel Weinstein indicó que por distintos factores, la percepción de los inversionistas es que Chile no ofrece la misma certeza jurídica que entregaba en el pasado y en su alocución enunció una serie de medidas que podrían incentivar a los inversionistas. “Para devolver el atractivo a quienes quieran hacer exploración en Chile hay que dinamizar la propiedad minera, contar con más información geológica, pensar en incentivos tributarios, fortalecer el Estado de Derecho y contar con una normativa ambiental y permisos adecuados”, precisó.

El Presidente del Colegio de Geólogos de Chile, Sergio Vicencio, contó que la actividad de exploración en Chile es de media intensidad. “Hay juniors y más pequeños actuando, los grandes parecen no tener hambre de reservas nuevas y sigue habiendo interés de pequeños y medianos en la minería. Tanto grandes como medianos-pequeños tienen limitaciones por una indefinición de política minera en Chile, por las regulaciones ambientales y rechazo social y aspectos como la mayor profundidad de los depósitos y la necesidad de actualizar tecnologías”, aseveró.

También te puede interesar:   Los beneficios de la biotecnología en la industria minera

Agregó que la exploración minera seguiría igual en los próximos 3 a 5 años, para mejorar en el mediano o largo plazo. “Se concentrará en los proyectos de mediano tamaño, por inversionistas nuevos, eventualmente la bolsa podría ser un actor. La estrella seguirá siendo el cobre, en menor proporción el oro, con menciones para el litio y tierras raras”, concluyó.

Roberto Fréraut, Director de Exploraciones World Copper Ltd., dijo que las actuales condiciones del desarrollo de los negocios mineros en Chile y, en general en el mundo, con las nuevas reglas del juego, el cambio climático y otras variables, hacen necesario preguntarnos ¿qué hacer para que Chile siga siendo atractivo para la exploración y el desarrollo de negocios mineros? ¿Qué complejidades deberemos resolver? ¿Cómo desarrollar las exploraciones para ser exitosos?

“La minería es un instrumento de desarrollo nacional y las exploraciones son el inicio de la cadena de valor de este negocio. Si queremos aumentar la producción de cobre y otros metales debemos explorar y con gran fuerza en el greenfield que es donde se desarrollarán los nuevos yacimientos”, afirmó. Por último, indicó que se debe desarrollar un tipo de exploración “verde” que respete y abra oportunidades a las comunidades, que preserve el medio ambiente y considere nuestras generaciones futuras.

La jornada la cerró el especialista y ex gerente de Exploraciones, Francisco Camus, quien se refirió a la exploración conceptual para el desarrollo minero de Chile mediante un recorrido por las diversas formas de exploración que se han dado a lo largo de los años.

También te puede interesar:   Destacado ingeniero Andrzej Zablocki se incorpora a estudio jurídico ASLCorp

Relató que en el período pre-1974 los recursos mineros identificados del país estaban contenidos en 15 depósitos (13 pórfidos de cobre y 2 depósitos de cobre-plata) y alcanzaban a 94,5 millones de toneladas de cobre fino (Ruiz, 1975).

“Al año 2014, los recursos son de 746 millones de toneladas de cobre fino descontando lo ya producido, concentrados en 132 yacimientos de los que 93 corresponden a nuevos descubrimientos. Los restantes son reevaluaciones y confirmación de pórfidos de cobre en antiguos prospectos y nuevos yacimientos de los tipos IOCG y cobre-plata. De ellos pusieron en producción 58 nuevas operaciones mineras de importancia, 40 de cobre y 18 de metales preciosos”, detalló.

En cuanto a metales preciosos, luego de cerca de 40 años de exploración sistemática se han identificado sobre 10.476 toneladas de oro (336,8 Moz) y 79.806 toneladas de plata (2.565,8 Moz). Esto significó que la producción de oro aumentó de una media del orden de dos a tres toneladas en el período pre-1974 a una cifra media del orden de 4,1 toneladas para el período 1974-1980, para llegar a una media de 40,5 toneladas para el intervalo 1981-2014, con una producción récord de 54.114 kg el año 2000.