Albemarle y el Centro Nacional de Pilotaje firman alianza para acelerar la innovación en la minería no metálica

Albemarle, empresa de suministros de movilidad, energía, conectividad y salud, firmó una alianza con el Centro Nacional de Pilotaje (CNP) para favorecer espacios de colaboración en pro de la innovación y el desarrollo científico y tecnológico de la industria minera en Chile. La idea es intercambiar y transferir conocimiento tecnológico, desarrollar actividades conjuntas y establecer redes de colaboración e innovación tecnológica entre la compañía y el centro tecnológico.

«Tenemos un compromiso con el desarrollo de la ‘Nueva era del litio’, en la que estamos dando pasos concretos en la manera en que hacemos las cosas, en la búsqueda de nuevas fuentes de agua, en colaborar con otros para viabilizar el acceso de agua desalada de mar a la cuenca del Salar de Atacama, en la investigación y aplicación de nuevas formas de producción de litio con tecnologías de extracción directa”, detalló Ignacio Mehech, Country Manager y VP External Affairs LATAM.

También te puede interesar:   SQM Lithium Ventures eleva a US$12 millones su inversión en Altilium Clean Technologies

La firma del acuerdo se realizó en el Encuentro Ecosistema CNP 2023, que se realizó en Santiago, y asistió representando a Albemarle Carlos Calderón, gerente de Control y Finanzas de la compañía.

Andrés González, gerente general del CNP, explicó que esta alianza busca profundizar el avance de una minería y extracción de litio sustentable y competitiva, que se interrelaciona con el propósito del CNP que es mejorar la industria minera en sus distintas aristas. «La alianza con Albermarle es estratégica porque permite ampliar nuestras capacidades a la minería no metálica, en especial a la pujante industria local del litio, donde hay varios proyectos en desarrollo donde sus tecnologías de extracción y la eficiencia en el proceso es clave para obtener las aprobaciones regulatorias y el financiamiento para iniciar sus operaciones. Este momento de transición es crucial para que las nuevas tecnologías y nuevas herramientas permitan impactar en una producción del litio sustentable, verde y amigable con el medioambiente», especificó González.

También te puede interesar:   Iniciativa para garantizar una minería sustentable sigue sumando firmas, esta semana es clave

Con el acuerdo se ponen a disposición las capacidades expertas del CNP tanto en el Salar de Atacama como en planta química La Negra, para capturar y acelerar tecnologías que sean de interés de Albermarle. Además, se suman a la red del CNP, alcanzando 13 espacios sitios de prueba.

En este escenario, lo que se viene a futuro es generar un impacto positivo para la aceleración y desarrollo de tecnologías para el litio que permitan generar tecnologías desde Chile para el mundo. Por un lado, Albemarle se compromete a facilitar el acceso a infraestructura industrial en procesos de extracción y purificación de litio para pruebas piloto; desarrollar actividades de búsqueda y/o llamado de proveedores de nuevas soluciones; entre otras acciones. Y por el otro, el Centro Nacional de Pilotaje pone a disposición la infraestructura para desarrollo y validación tecnológica minera; acceso a la red de más de 100 expertos de universidades disponibles para el desarrollo y validación de tecnologías, y para apoyar procesos de formación, entrenamiento y asistencia técnica de profesionales de la industria; estándares confiables validados por la industria minera, y la vinculación con el ecosistema del Centro.

También te puede interesar:   Codelco crea las sociedades Salares de Chile y Minera Tarar para explorar y explotar litio

«En particular, para el CNP es muy relevante generar y potenciar su capacidad de testear nuevas tecnologías al ecosistema, y este convenio habilita sitios de prueba en minería no metálica del litio de la mano de Albermarle, sobre todo en lugares tan relevantes como el Salar de Atacama y la planta química La Negra», precisó el ejecutivo del CNP.

La relación entre ambas instituciones se gestionará mediante un equipo de trabajo, con una gobernanza y mecánicas específicas de trabajo conjunto lo que permitirá una gestión efectiva de la cartera de iniciativas actuales y las venideras.