Seminario expuso proyectos y experiencias de sustentabilidad en minería mediante fitoestabilización

El viernes 13 de enero se realizó en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile el seminario “Sustentabilidad en minería: fitoestabilización de relaves y manejo de aguas claras”, en el que especialistas expusieron sus conocimientos sobre el uso de biotecnología para el manejo desechos mineros y aguas claras. El evento estuvo dirigido a académicos, investigadores y representantes de empresas mineras.

La Dra. Claudia Ortiz, de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago de Chile, presentó un proyecto que utiliza fitotecnología para lograr la integración paisajística de un depósito de relaves filtrados ubicado a cinco kilómetros de Huasco, Región de Atacama, que ha acumulado aglomerados de minerales de hierro desde 1978. La idea de la investigadora es recuperar el depósito, que está en proceso de cierre progresivo, mediante cobertura con material granular, suelo y vegetación, e integrarlo a su entorno natural. El proyecto ya está operando un vivero en una parcela de Huasco con hierba del salitre y suspiro chico, plantas con buen potencial reproductivo y capacidad de establecerse en el sustrato de relaves. Para este año está programada la ejecución de un piloto experimental de campo.

También te puede interesar:   Seminario de AMTC abordó los desafíos para una producción sostenible del litio

La Dra. Elizabeth Lam, de la Universidad Católica del Norte, presentó la experiencia de un proyecto de su casa de estudios en el marco de Corfo-Innova, con el que logró fitoestabilizar un relave de 10.000 m2 con contenidos de manganeso, silicio, zinc, aluminio, cobre, hierro y plomo ubicado en la Región de Antofagasta. Para ello utilizó alfalfa, que se cultivó por ocho semanas antes de plantarla en el terreno del relave.

La Dra. Andrina García, investigadora del AMTC y académica del Departamento de Ingeniería de Minas de la Universidad de Chile, presentó los avances del proyecto que propone utilizar una combinación de nanofiltración mediante membranas y el sistema SolArsenic para recuperar agua desde cubetas de relaves y luego reutilizarla. Los primeros resultados del estudio, realizado con aguas de los tranques Ovejería y Talabre (ambos de Codelco), mostraron que con el sistema combinado se obtiene un agua de permeado con niveles de sulfato, arsénico y molibdeno por debajo de la norma de riego NCh1333. Por otro lado, las aguas de rechazo provenientes del sistema de nanofiltración pueden ser ingresadas con éxito a SolArsenic para remover al arsénico y el molibdeno, pero no se logran cumplir con niveles de sulfato según la mencionada norma, por lo que la académica propone que tales aguas de rechazo sean tratadas en biorreactores a fin de remover el sulfato remanente.

También te puede interesar:   Caroline Vender es la nueva gerente general de SKIC Group y SKIC Chile

En su presentación, la Dra. Yasna Tapia, investigadora del AMTC y académica de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, presentó su propuesta de fitorremediación de relaves, postulando que si bien los relaves mineros prácticamente no tienen materia orgánica, con una buena gestión se puede desarrollar una cubierta vegetal. Agregó que esta enmienda orgánica trae como ventajas que las plantas son barreras físicas contra la dispersión de metales por el viento, retienen en su estructura los metales en forma orgánica menos móvil que las formas inorgánicas y que además generan hojarasca, por ende, materia orgánica que se va incorporando a los relaves. Luego expuso los resultados de pruebas de rizofiltración hechas en la cubeta de aguas claras del tranque Ovejería, en las que se utilizó la planta doca de Chile en combinación con otros componentes orgánicos como acícula de pino, escorias, hojarasca de maíz y estiércol de bovino.

También te puede interesar:   Minería Digital 2023 da a conocer los avances en tecnologías de la industria mundial

La experiencia de Codelco en gestión sustentable de relaves fue presentada por Juan Salas, de la División Andina de la empresa cuprífera, quien detalló cómo funciona el sistema manejo de aguas del tranque Ovejería, que cuenta con una red interna de control para la estabilidad física y química del depósito. Además la empresa participa del Programa Tranque, impulsado por Fundación Chile, que desarrolla tecnologías de monitoreo y control de tranques de relaves. Gullibert Novoa, del Servicio Nacional de Geología y Minería, detalló la actual legislación concerniente a los depósitos de relaves, expuso los actuales desafíos que su entidad enfrenta en el tema (reprocesamiento de relaves y relaves abandonados) y mencionó que están estudiando casos de fitoestabilización en tranques de Minera Las Cenizas y Minera Los Pelambres.